Riego por goteo

[img_reflect_left src=”/wp-content/uploads/2014/02/imatgeProd1.jpg”]Diseñamos su instalación de riego por goteo con uniformidades de riego del 90%, generando un ahorro energético de agua y de fertilizantes.

El agua se aplica en la tierra desde una fuente que se puede considerar puntual, se infiltra en el terreno y se mueve en dirección horizontal y vertical. En esto difiere sustancialmente de el riego tradicional en donde predominan las fuerzas de gravedad y por tanto el movimiento vertical.

No se moja toda la tierra, si no que solo una parte de ésta, que varía en función de las características del suelo, el caudal del emisor y el tiempo de aplicación. En esta parte húmeda es donde la planta concentrará sus raíces y de la cual se alimentará.

El mantenimiento de un nivel óptimo de humedad en el suelo implica una baja tensión de agua del mismo. El nivel de humedad que se mantiene en tierra es cercano a la capacidad de campo, lo cual es muy difícil de conseguir con otros sistemas de riego, ya que haría falta regar diariamente y se producirían encharcamientos y asfixia radicular. Requiere un abonado frecuente, ya que como consecuencia del movimiento permanente del agua al bulbo, puede producirse un lavado excesivo de nutrientes.

Utiliza pequeños caudales a baja presión. Se opera con la frecuencia necesaria para conseguir un alto contenido de humedad en el suelo (riego de alta frecuencia).

Ficha técnica goteros autocompensantes.pdf

logoDibuixPídenos presupuesto sin compromiso.

ca